Desde que Harvest Moon, ahora Story of Seasons, empezó a dejar un pequeño hueco en los juegos de simulación, por largos tiempos de desarrollo o porque no lograban sacar un producto que cautivara a su audiencia, los desarrolladores indie aprovecharon esa oportunidad.

My Time at Portia es uno de estos juegos, aunque un poco diferente. ¿Será que está a la altura de un caso de éxito como, tal vez, Stardew Valley? Les cuento en esta reseña.